Bien, gracias.

Credit photo: Orlando Britto

Presentado en:
IntraMurs, Festival per l´Art a València, València, España, 2015,
EnAct, Barcelona, España, 2016.

Un día, caminando por la ciudad, encontré una tienda llamada “Happy Pill”. Su idea es recetar gominolas con formato de medicación. Siempre he estado reñida con el lobby farmacéutico y en esa época, trabajaba con personas con diferencias psíquicas a las que debía medicar mañana, tarde y noche.  Así que llené un buen frasco de cápsulas de regaliz y decidí hacer una acción con este tema.

La acción consiste en ir presentándome a todas las personas asistentes, uno por uno, con esta frase:

– ¡Hola! Me llamo Dolores, pero puedes llamarme Lola.

Tras cada saludo, mastico una pastilla…o dos, o tres que voy sacando del frasco. Poco a poco, mi mensaje en un principio claro y bien vocalizado, se va distorsionando y perdiendo su sentido gramatical a medida que la boca se me llena de pastillas, terminando con un ininteligible:

– ¡blha! Mm hamm d~lºds,  pllmm]#L]*lh.

También presento la versión para vídeo de esta acción.